Desbastar.

Desbastar la piedra bruta significa transformar una piedra de “fundación” o “cimiento” sin forma, dándole una forma adecuada para su uso en la construcción de una obra de albañilería.

Sin embargo, en un sentido esotérico, este desbaste se relaciona con el Aprendiz mismo; deshacerse de los “bordes” o “aristas” para formar un elemento humano, despertar virtudes, desterrar adicciones y transformar algo “bruto” en utilidad para uno mismo y para la sociedad.

Incluso si se eliminan los bordes ásperos de la piedra bruta o áspera, permanecen como “basura” o “rechazada”, pero deben reutilizarse, ya que no se pierde nada de una piedra bruta o áspera.

Desbastar es equivalente a aprender; lentamente, el Aprendiz adquirirá formas definidas; gradualmente, tallará esa piedra, para finalmente pulirla; entonces reflejará su nueva personalidad.

Ningún Mason puede afirmar que ya no tiene bordes o aristas, ya que estos pueden regresar y doler con mayor profundidad.

Cada día debemos preguntarnos: ¿veo o noto algún borde en mí?

Después de un examen rápido, si no se encuentra, podemos comenzar la construcción de nuestro templo interior.

Breviário Maçônico / Rizzardo da Camino, – 6. Ed. – São Paulo. Madras, 2014, p. 122.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.