REDENCIÓN

 La obligación del francmasón de demostrar que posee la virtud de la justicia.

 Esta palabra significa que las acciones de los masones deben ser rectas, sin contornos, subterfugios y desviaciones.

El comportamiento social y ético, esotérico y espiritual, debe ser para el masón “transparente”.

Simbólicamente, el francmasón “transita” su viaje sobre la regla de veinticuatro pulgadas, lo que significa que debe permanecer correcto durante todo el día.

 Breviario Masónico / Rizzardo da Camino, – 6. Ed. – São Paulo.  Madras, 2014, pág.  341.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.